martes, 23 de junio de 2015

El lago de los muertes vivientos | Erotismo, desnudos y Zombies | 1981


En un pequeño poblado en algún lugar de Francia, un grupo de soldados alemanes fueron asesinados y arrojados a un lago por la resistencia durante la II Guerra Mundial, ahora han vuelto a la vida para vengarse. Tras el estreno de Guerra mundial Z y la retahíla de productos zombies, desde Pássionatte hemos decidido adentrarnos de nuevo en el género para rescataros como no, un film con pinceladas eróticas (si se puede) ambientadas en este tipo de películas. El encargado de dirigirla no podía ser otro que Jean Rollin un experto en estas lides del que volveremos a hablar en más ocasiones. Para remate, el guión viene firmado por nuestro querido Jess Franco.

Como decíamos, estamos en un recóndito pueblo francés, una joven se dirige a bañarse a un lago tras una lánguida sesión de bronceado y tras unos primeros momentos subiditos de tono, decide meterse al agua para por sorpresa ser devorada por un zombi... Años después y tras una serie de hechos, siete acuazombies alemanes se zamparán a toda bañista en pelotas que se aventure a llegar al lugar...



Hemos de reconocer que el film no pasará a la historia del cine como obra maestra, es más, como suele ser habitual en este tipo de cine de finales de los 60 y principios de los 70 (aunque este se estrena en los principios de los 80) la calidad es bastante floja y su nivel de producción bastante escaso como demuestran esos malos maquillajes, malos actores, guiones de parvulario y un staff técnico bastante amateur. Pero también es cierto, que las temáticas elegidas y la profesionalidad de directores como Jean Rollin hacen que pasadas varias décadas este tipo de films tengan un aire a culto que ya les gustaría tener a la mayoría de producciones digitales actuales.

Entrar en detalles técnicos o intentar buscar un lectura a esta historia es prácticamente absurdo, el film es lo que es, una oda al trash a la ideas locas y la carnalidad y sensualidad que muestran los desnudos de sus actrices secundarias. El terror tampoco llega a formar nunca parte de la trama, el aspecto amateur que ya hemos comentado y la locura de su propuesta hacen que estemos ante un resultado mucho más cercano a los films paródicos de la productora norteamericana Troma, que a los buenos films que realizó Jess franco durante esa época.
Sea como sea, os dejamos con este film que más de uno tendrá ahora curiosidad por ver.

El lago de los muertes vivientos | Erotismo, desnudos y Zombies | 1981

El lago de los muertes vivientos | Erotismo, desnudos y Zombies | 1981

El lago de los muertes vivientos | Erotismo, desnudos y Zombies | 1981

El lago de los muertes vivientos | Erotismo, desnudos y Zombies | 1981

El lago de los muertes vivientos | Erotismo, desnudos y Zombies | 1981





Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine