viernes, 18 de julio de 2014

Crítica El amanecer de el planeta de los simios by Cinematte


Esta Crítica de cine de El amanecer de el planeta de los simios ha sido publicada por nuestros compañeros de Cinematte, ahora pasamos a presentarla:

Tras la incursión de Tim Burton en el universo de El planeta de los simios, parecía imposible poder filmar un reboot o remake sobre este universo sin que pareciese ridículo. Pero entonces llegó “El origen del Planeta de los Simios”, y Rupert Wyatt nos enseñó que todavía se puede contar algo y no caer en el bochorno.
Ahora es Matt Reeves quien tras propuestas interesantes como ‘Monstruoso’ toma las riendas de este nuevo capítulo que promete seguir el nivel alcanzado por la primera parte.

Han pasado 10 años de lo acontecido en “El origen del Planeta de los Simios”. Los supervivientes humanos viven en el centro de San Francisco mientras que los simios lo hacen en los bosques que hay pasando el Golden Gate. Estos viven en paz y armonía hasta que los humanos tiene que ir al bosque a arreglar una presa que suministrará energía a la ciudad. A partir de aquí, todo cambiará...

Para hacer justicia a lo más destacado, empezaremos nombrando a César, el simio protagonista digital que se convierte en dueño absoluto de la función. Con un trabajo técnico excelente en su creación y un enaltecimiento visual soberbio gracias a Matt Reeves, escenas como el plano secuencia de César entrando en un tanque se imponen como los mejores momentos creativamente hablando de la obra. Los personajes humanos una vez más parecen reducirse ante la apabullante y dominante mirada 'humana" de este líder revolucionario partidario en alma de Podemos (había que nombrarlos, lo sentimos).


Además el director parece ir sobrado en cuanto a decisiones se refiere y se permite lujos como esos primeros minutos donde la cinta carece dialogo, recordando en puesta en escena al mítico film “En busca del fuego” de director francés Jean-Jacques Annaud. Este planteamiento atrevido nos reafirma como esta saga ha sido concebida con una libertad conceptual más elevada de la habitual, dejando una mayor carta libre a guionista, director y artistas, en lugar de a productores como viene siendo la tónica en estas producciones elevadas en presupuesto y que no llevan una megaestrella reputada tras la  cámara.
Esto claramente ayuda a que el film posea un mayor peso en la labor de creación de personajes y que estos a su vez tengan una mayor complejidad dramática, lo que no quiere decir que nadie se asuste, que la película no tenga su dosis habitual de espectáculo y acción. Gracias a estas decisiones el público digamos "más adulto", puede disfrutar de una historia que le hará reflexionar sobre temas sociales actuales. Lo que hace que El amanecer de el planeta de los simios forme parte de la ciencia ficción más canónica y crítica como ya ocurrió con la película que dió origen a todo este universo.

En labores técnicas decir que todo fluye perfecto, y aspectos como la fotografía o la banda sonora a manos de Michael Giacchino que emula a John Barry en “Bailando con lobos”, cumplen su cometido perfectamente.
Así que en definitiva, el film no resulta una sorpresa como si lo fue su antecesor, pero el cambio de dirección en lugar de perjudicar, creemos que lo ha beneficiado al proponernos una secuela diferente a su original. No sabemos si mejor o peor que la obra anterior, pero si que interesante y recomendable. Eso sí, que nadie compare con el origen real de la saga, que ahí no hay comparación posible. El amanecer del planeta de los simios es atractiva, pero no genial y sorprendente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine