jueves, 11 de junio de 2015

Kim Basinguer al desnudo en Mitos eróticos | 9 Semanas antes de las 50 sombras


La película “Nueve semanas y media”, de 1986 y dirigida por el cineasta inglés Adrian Lyne, figura con toda justicia entre las películas más famosas del cine erótico que ha dado la historia del cine. Las razones son variadas, pero hay dos muy claras, una es el nombre de Kim Basinger y otra enseñarnos a jugar con nuestro cuerpo.

La película en si no contaba una historia memorable, pero con una cuidada estética publicitaria emparentada con el videoclip, supo abordar perfectamente diversos temas que eran algo escabrosos de tocar en la década de los 80’, como la experimentación sexual, el sadomasoquismo ahora tan de moda y la ausencia de amor pese a la recurrencia de sexo. Un personaje femenino que encarnaba el papel sumiso, se las vería ante el don de mando del varón, a quien debía satisfacer en cada encuentro mediante diferentes demandas sexuales y eróticas. 

El argumento de la película era el siguiente:

Elizabeth Mc Grow (Kim Basinger), una bella mujer divorciada que trabajaba en una galería de arte en Manhattan, conoce un día a John Gray, un adinerado broker de Wall Street, con quien iniciaba una apasionada relación que duraba nueve semanas y media. John, a continuación, expandía los límites sexuales de Elizabeth, revelándole placeres ocultos en cada nuevo juego erótico y arrastrándola paulatinamente a una irreversible espiral de degradación sexual. 

Como vemos, las bases actuales de la aún tan presente Grey (su segunda parte ya es noticia diaria), ya estaban presentes en un film, que para mayor gloria de su década, ofrecía una calidad visual, fílmica, actoral e incluso narrativa, muy superior al gran taquillazo actual que acabamos de mencionar.
La película aprovechaba al máximo el carisma y sex appeal de sus dos protagonistas, pero fue claramente Kim Basinger quien llevó el peso real del film y quien hoy es recordada por varias escenas como aquella parte en la que Elizabeth se masturba viendo unas diapositivas; cuando ambos (ella disfrazada de hombre) hacen el amor sobre una escalera después de una pelea con dos delincuentes en un callejón; cuando los dos (pero ella como objetivo principal del plano), disfrutaban mezclando dos placeres en uno en aquella inusual sesión de sexo y comida frente al refrigerador; y sobre todo aquel momento álgido que convirtió en leyenda al film y su protagonista: la famosa escena del striptease donde Kim al ritmo de la canción “You can leave your hat on” de Joe Cocker y enfundada en una sugerente enagua de seda blanca, le regalaba a Rourke una performance erótica de antología.

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte
Nueve semanas y media aparte de consolidar a Mickey Rourke como uno de los iconos masculinos de los 80’, convirtió a Kim Basinger en el mito erótico del momento, trono que ocuparía hasta la llegada de otra rubia: Sharon Stone y su película “Instinto Básico”. Hoy día, Kim Basinger no sólo sonríe con complicidad cuando le recuerdan las escenas en que se autoestimulaba sexualmente con la proyección de unas diapositivas con fotografías, sino que también se manifiesta orgullosa de haber participado a enseñar a masturbarse a las mujeres americanas de los años 80′ y ser una abanderado que hace posible que a día de hoy podamos ver la web y lugares como Diversual como un rincón perfecto y natural donde poder dar rienda suelta a nuestra imaginación y a nuestros deseos más íntimos y ver el erotismo, los sexshops y la juguetería sexual como algo que forma parte de nuestra emancipación, realización y liberación personal. Sin duda, sin cine y sin escenas tan atrevidas como esta que realizó la Basinguer, nuestro avance y oferta en el terreno sexual estaría mucho más limitada.


Tiendas eróticas como por ejemplo Diversual, hacen posible que el contacto con nuestros placeres personales sea mucho más fácil y variado.




Finalmente y como esto es Pássionatte, no nos queda más remedio que alegraros la vista y a pie de reportaje, recordar uno de los ejemplares de Playboy más famosos de todos los tiempos. Aquel de febrero de 1983 donde su portada y su reportaje interior fue protagonizado por una joven y espectacular Kim Basinger.


Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinger al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinguer al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinguer al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinguer al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte

Kim Basinguer al desnudo en Mitos eróticos by Passionatte


Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine