miércoles, 8 de julio de 2015

Crítica Terminator Génesis (Genisys, 2015) de Alan Taylor | Schwarzenegger y Emilia Clarke como Sarah Connor

Puntuación: 6.5


Los blockbuster de este verano y hasta final de año tienen un serio problema y se llama: Mad Max y Star Wars. Ya sea los Vengadores la era de Ultrón, Mundo Jurásico o esta también continuación de una saga mítica de los 80, lo tienen totalmente imposible para causar impacto tras ese film afrodisíaco llamado Furia en la carretera y ese manjar de delicias que nos espera de apellido El Despertar de La Fuerza.


Que en un mismo año se hagan continuaciones de Mad Max, Star Wars, Parque Jurásico o Terminator desde luego no tiene precio para los amantes del cine de acción de los 80. Pero como siempre suele ocurrir y aunque ya por adelantado haya que decir que este año 2015 es ya mítico, algunas continuaciones han sido mucho más acertadas que otras y este Terminator no entra en el saco precisamente de las muy acertadas. Aún así, hay que decir que es un homenaje más que correcto a las películas originales de Cameron de 1984 y 1990.


Terminator Genisys utiliza algunos de los elementos clásicos del cine de acción los 80s para romper con el universo de Terminator y ofrecer una nueva historia que, aunque recomendable e interesante, no es todo lo memorable que esperábamos (bueno hace años que ya no esperamos gran cosa de este tipo de productos). Pero bueno, siendo generosos podemos decir que cumple con su papel de poder ver de nuevo en pantalla a nuestro querido Terminator T-800 y eso ya es algo.
Terminator Genisys no es la mejor película de la franquicia, ni mucho menos, es más, solo supera a aquella tercera parte rodada en 2003 pero tiene en su haber, el volver a coger el testigo de la esencia de los dos films originales y conseguir ese espíritu puro de sci-fi que también consiguieron las obras de Cameron. Terminator Genisys se comporta como un flashback de las películas de Cameron. Incluso hay ciertas escenas que, aun tratándose de un reboot, podría superponerse con algunas de las películas originales para adivinar que el tiempo no ha pasado en Los Ángeles de 1984. De hecho hasta vemos aquellas Nike Vandals de los 80s que calzaba un joven Michael Biehn en el film que dio comienzo a todo e incluso rememoramos la mítica escena donde Schwarzenegger llega desnudo al Griffith Observatory y se enfrenta a un grupo de punks está vez eso sí con un resultado diferente al original.


Pero, sus creadores han querido dar vida propia al film por lo que Alan Taylor (director de esta nueva entrega) nos lleva por un nuevo universo en el que Skynet es Génesis a través de un par de líneas temporales que rompen totalmente con lo visto en The Terminator (1984) y Terminator 2: Judgment Day (1990).
Personalmente hubiese preferido seguir con el nuevo universo creado en Terminator Salvation y no volver a tocar el universo original a no ser que James Cameron cogiese las riendas del proyecto en todos los apartados. Pero una vez dicho esto, hay que confesar que Terminator Genisys es una película muy fiel a los elementos que elevaron a las dos primeras cintas de la franquicia al Olimpo del cine del culto. Un reboot que utiliza lo mejor del cine de Cameron e introduce varias líneas temporales rompiendo con todo lo que se había visto en el universo de Terminator hasta ahora lo que le da un cierto toque de Originalidad. Eso si, a nivel técnico y artístico olvidaros de grandes hallazgos ya que aquí ni está James Cameron, ni está George Miller. Y como ha demostrado Miller en Mad Max la calidad del cine de acción de los 80 no estaba en la nostalgia sino en sus creadores.


Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine