domingo, 9 de agosto de 2015

Mejores peliculas de videoclub | Curso 1984 (1982) de Mark L. Lester | Completa


'Curso 1984' filmada en 1982, es otro ejemplo perfecto de lo que podemos llamar mejores películas de videoclub, de las cuales podemos decir que pertenecen a una cinefilia muy concreta nacida en plenos años 80.

Los que superan la barrera de los 40 conocerán perfectamente aquella espontánea cinefilia de barrio nacida alrededor del abuso de videoclubs que invadieron las calles de nuestra país durante casi una década. Los videoclubs pasaron a ser el centro de ocio de aquella España y el cine de videoclub pasó a ser un estilo de vida que daba para charlas, reuniones y debates varios. Entre estos debates por supuesto siempre estaba el de cuales eran las mejores películas de cada videoclub, o al menos aquellas que entraban dentro de las famosas tarifas planas que te permitían tener un alquiler gratuito al día. 'Curso 1984', era una de estas cintas en Betamax o VHS que tanto entusiasmo provocaron y que tan bien posee el espíritu del mejor cine de videoclub.

  • La vida... es dolor. El dolor... lo es todo. Tú... tú lo aprenderás... (Peter Stegman)

Andrew Norris es el nuevo profesor de música del Lincoln High School. Allí conoce a Peter Stegman y su banda de punkis, un grupo muy conflictivo que hace la vida imposible a profesores y alumnos. Pero lo que cree sólo un problema con unos chicos problemáticos dará lugar a un brutal baño de sangre.


Ambientada en un futuro próximo y presentada  (inciertamente)  como basada en hechos reales, Curso 1984, es una incursión en el terreno de los institutos que se torna en una de esas películas de venganza tan características de los ochenta.
Mark L. Lester fue el director de la obra, y una vez más dejó claro que no estábamos ante un elegido pero sí ante un hombre capaz de mimetizar lo que le rodeaba y capaz de conseguir captar la atención de un público poco exigente a nivel técnico y creativo pero muy capaz de emocionarse con todo lo que ocurría en plano. Para Curso 1984, Lester junto a Tom Holland (Noche de Miedo), aquí haciendo labores de guionista, cogieron retazos de la moda punk de los 80, partes de La Naranja Mecánica, ideas ya vistas en films exitosos de Charles Bronson y hasta algún plano de Alfred Hitchcock, para dejarnos un episodio de narrativa y violencia capaz de aguantar el paso del tiempo sin ningún tipo de problema.


En el reparto podemos ver a un jovencísimo Michale J. Fox, un siempre fantástico Roddy McDowall, Timothy Van Patten, encarnando al villano Peter Stegan y Perry King como profesor justiciero y protagonista absoluto del film.
Algunas escenas son francamente reivindicables. como la que Stegan irrumpe en la clase de Norris y toca una preciosa melodía de piano que para postre fue compuesta e interpretada por el propio Timothy Van Patten! Otras escenas inolvidables son en las que se muestra el laboratorio de Terry Corrigan (Roddy McDowall) destrozado con los animales despellejados y la de la famosa represalia a modo de clase a base de pistola en mano. Tampoco pasa desapercibida aquella en la que Stegman se autolesiona y le echa la culpa al profesor Norris. O la del estudiante totalmente ciego de cocaína subido en lo alto del mástil del que cuelga la bandera de los Estados Unidos. 
Tampoco podemos olvidar esa larga secuencia final con ideas visuales de 'Hardcore: un mundo oculto' y donde el camarógrafo Albert J. Dunk nos deja un infierno de luces en espacios opresivos que se convierte en firma y culto de muchos de los trabajos posteriores nacidos en los 80.

La banda sonora cuenta con temas de Alice Cooper y Fear, entre otras canciones que potencian la estética punk de la película. En 1990 el propio Lester dirigió una secuela ambientada en el futuro titulada Curso 1999.

En definitiva podemos decir que vista hoy, Curso 1984 contiene una serie de incongruencias narrativas que pueden alejar al espectador actual, pero que al mismo tiempo posee una fuerza narrativa tal, que es imposible despegarse de su historia durante los poco más de 90 minutos que dura. Y que forma un lienzo de personajes extremos que acaban por atraparnos y no pasar desapercibidos en nuestros recuerdos cinematográficos. Además el film será del agrado de los que buscan salvajismo y violencia extrema y por supuesto, algún desnudo tan típico de aquellos años rebeldes y reivindicativos. Como curiosidad final decir que, ese distópico detector de metales a la puerta de los institutos, ha terminado por ser una realidad dentro de Estados Unidos.

Mejores escenas de Curso 1984 (1982) de Mark L. Lester




Película Completa Curso 1984 (1982) de Mark L. Lester 

Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine