miércoles, 21 de octubre de 2015

Escorts y damas de compañía | Profesionales con un don especial


“Soy una mujer de negocios. Hice lo que los políticos de este país siempre animan a los inmigrantes a hacer. Trabajar duro, perseguir las oportunidades, explotar tu talento, y ajustarte y adaptarte a la nueva economía mundial”. No, no se trata de la escena inicial de El Padrino, sino de la confesión de una tal Svetlana Z, escort originaria de Rusia que ha expuesto su vida y estrategias empresariales en un artículo publicado en Medium.


Sus primeros días en Nueva York recuerdan poderosamente a El sueño de Ellis, la película dirigida por James Gray con Marion Cotillard como protagonista. “Mierda, esta no es la América de la que había oído hablar”, piensa cuando se baja del tren en Brooklyn. Su primer trabajo será de “masajista” (sí, así, entrecomillado). El anuncio rezaba que no se necesitaba experiencia y que, a cambio, podría ganar unos 500 dólares al día. Cuando vio cómo su compañera empezaba a ser tocada por su cliente, se dio cuenta de cuál era la razón por la que estaba cobrando 100 dólares la hora. Pronto empezaría a trabajar cinco días a la semana, hasta que dos meses después, fue despedida.

Lo demás, no hace mencionarlo. Las escort o damas de compañía son una profesión más y una opción más en un mercado donde la modernidad abre nuevas fronteras, placeres y porque no, obligaciones, esas que tenemos con nosostros mismos.
Las escort como vemos, son una profesión más, una profesión además muy especializada donde llegar es difícil y donde destacar es un don que no todo el mundo puede poseer. La profesionalidad de estas o estos profesionales es tal que como en cualquier otro negocio hay reglas de oro que respetar. Por ejemplo y como contaba nuestra protagonista, nunca preguntes al cliente por su familia, “A los tíos les gusta follar con mujeres guapas y excitantes, pero también con chicas interesantes”, así que se especial, Nunca seas borde, porque “una o dos críticas negativas pueden hundir tu negocio”

Y por eso, las escort, son un producto especial de sexo especial. Un lujo que no puedes dejar pasar y que puedes encontrar en cualquier lugar. Por ejemplo, las escorts en Murcia son un paraiso de renombre y cache mundial. Ibiza, Alicante, Málaga o Madrid también son lugares donde estas acompañantes tienen un glamour natural que les hace ser un punto de turismo global. Así que si preguntas ¿qué es una escort? te puedo responder que es un bien más, un patrimonio nacional que no debes obviar. Un reclamo y un valor añadido a un país que sabe cuidar el ocio, la salud y por supuesto el placer personal.




Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine