lunes, 22 de agosto de 2016

Sexo anal en el cine comercial | Películas


Hoy venimos con un tema aún a veces tabú, sensible y e incluso en ocasiones hasta comprometido. Hoy venimos con algo tan habitual pero tan polémico como el sexo anal, el cual vamos a comentar desde un punto de vista cinematográfico.

Hemos dicho ya en varias ocasiones que el cine siempre ha sido un medio capaz de derribar muros y hacer de lo oculto algo rutinario. El cine abre fronteras y consigue que tabús impuestos por la sociedad dejen de serlo y pasen a ser un orden más y una práctica más. Y por eso, el sexo anal también forma parte del séptimo arte como vamos a demostrar ahora con los tres títulos claves que han tocado el tema con total naturalidad y siendo así, precursores y aperturistas en esta práctica sexual cada día más habitual.

El primer título que queremos nombrar es 'La ley del deseo', primero por ser una de las obras claves del cineasta español Pedro Almodovar y segundo por ser atrevida en dos aspectos: uno de ellos el mismo sexo anal y otro su uso homosexual. A día de hoy esto no parece escandalizar, pero en su año de estreno la cosa fue diferente hasta tal punto,  que para Antonio Banderas por ejemplo, la escena de 'Desperado' con Salma Hayek fue un juego de niños comparada con la polémica escena de sexo anal junto a Eusebio Poncela en la citada película.


Otra cinta a tener en cuenta por presente es Nymphomaniac, lugar donde el sexo anal es una actividad más y donde sus protagonistas no tuvieron reparó con él. 
"Hubo dos cosas que me negué a hacer en Nymphomaniac: masturbar a un actor porno y aparecer en el mismo plano con él mientras se masturbaba". Esto son palabras de Charlotte Gainsbourg, protagonista de la última criatura de Lars Von Trier donde vemos escenas explícitas de sexo anal y oral a tres bandas, un montaje de penes y cuestiones masoquistas. Eso sí, la debutante Stacy Martin que representaba el papel de Gainsbourg cuando era joven, contó con una doble para las escenas más embarazosas.


Y hablando de sexo anal, no podemos olvidar la precursora de todo esto, Último tango en París. La película con la que en 1972 Bernardo Bertolucci se ganó una nominación al Oscar a mejor dirección, es recordada por contener una de las escenas de sexo más fuertes del cine convencional no pornográfico. En ella, Marlon Brando (que interpretaba a Paul) utilizaba manteca como lubricante para mantener relaciones sexuales anales con Jeanne, el personaje de una jovencísima Maria Schneider, que por entonces tenía 20 años de edad. Por lo fuerte y lo explícito que resultaba para la época, el filme produjo una polémica de proporciones, centrada en esa secuencia de la trama en particular.


Finalizamos con el anécdota de la reciente comercial y juvenil, Kingsman: Servicio secreto, donde algunos de los que la vieron aseguran haberse sentido ofendidos con una broma sobre sexo, anal en concreto, ya que el filme de Matthew Vaungh acaba con la princesa secuestrada Tilde prometiendo sexo anal a Eggsy si vuelve para salvarla y con una divertida escena tras los créditos.

Y por cierto, si tras leer esto os han entrado ganas del tema y os gustaría saber como hacer sexo anal, os recomiendo el ebook "Sexo Anal para Principiantes".

Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine