martes, 17 de noviembre de 2015

'Un baño con Cameron Diaz desnuda' para Loaded 2015 por Roberto Rocco


Dicen que el pasado es imborrable y cierto es. Más de quince años después, se publica una tórrida sesión fotográfica protagonizada por la actriz californiana, la cual ya se pudo ver de forma censurada pero que ahora vuelve a la luz de forma totalmente libre y explícita. No sabemos si el consentimiento de la actriz ha hecho posible este retorno o simplemente ha sido cosa del torrente caníbal de ansia de audiencia de la prensa actual. La realidad de todo esto es que esas fotos ya llevaban varios años filtradas y que se habían podido ver de diferente forma en nuestra querida red de redes. Eso sí, ahora se publican de forma ofcial lo que les hacen tener más relevancia.

 «Un baño con Cameron desnuda». Así se titula el reportaje que la revista «Loaded» ha publicado, más de 15 años después de que fuera realizado, en el que una joven Cameron Diaz de 26 años posa en «top-less», mientras se da un refrescante chapuzón ante el objetivo del fotógrafo Roberto Rocco. La diferencia, es que en esta ocasión no se oculta nada.
En febrero de 1999, Cameron ya era una estrella de cine consagrada. Su participación en el filme «La máscara» (1994), la puso en el candelero de la actrices más cotizadas del momento. Luego llegaron otras comedias románticas que contribuyeron a aumentar su éxito: «La boda de mi mejor amigo» (1997), «Algo pasa con Mary» (1998) o «Cómo ser John Malkovich» (1999), hicieron que la Cameron fuera una de las celebrities y de las bellezas más reclamadas de su generación. En la sesión para «Loaded», que la edición digital de la revista acaba de recuperar, se ve a la actriz californiana desnuda en varias instantáneas dentro de una piscina, con los pechos sin cubrir y en diferentes posturas.

La sesión fotográfica, en blanco y negro, se acompaña de una entrevista que realizó por aquel entonces, donde la actriz hacía curiosas revelaciones sobre sus hábitos nocturnos. «Una noche me emborraché con champán y vodka en una playa. Luego hice el amor en un restaurante japonés. No es que bebiera mucho, pero al día siguiente sentía que me estaba muriendo. Llamé a mi madre y le pedí que llevaran mi cuerpo a su casa en caso de que falleciera». También contó su experiencia sexual con un hombre adepto al «heavy metal» mientras escuchaban a Mariah Carey o lo fea que sentía cuando era una adolescente. «Mi nariz se ha roto en tres ocasiones y cuando estaba en el instituto, era tan flaca que me apodaron Skeletor (esqueleto)», explicaba.


Galería in Sexy Hot by Passionatte










Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine