martes, 12 de julio de 2016

El desnudo integral de Rachel Weisz | Erogramas de Cine



Helen trabaja en un salón de belleza, y su novio Bob es locutor de una emisora de radio local. Honda es un niño mudo que graba en secreto las conversaciones de los demás; su hermana Smokey es empleada de un bar. Martin es un tipo misterioso que comparte una oscura historia del pasado con Helen. Honda se enamora de Helen y comienza a grabar sus conversaciones con Bob...


Michael Winterbottom intentaba revolucionar, allá por 1998, el panorama británico con esta muestra de cine independiente y libre, salpimentada con sexo de alto voltaje filmado con una estética muy personal. Aquí no hay racionalidad; sólo destellos de los sentimientos que huelen a tragedia.
La historia está narrada desde el punto de vista de Honda, adolescente que, mudo tras la muerte de su madre, se dedica a grabar conversaciones ajenas, hasta que se encuentra con Helen, una peluquera de mirada melancólica y desesperada.
I Want You es una declaración de principios desde su mismo título. Te quiero ahora mismo en este mismo lugar. Defender la pasión como uno de los elementos fundamentales a la hora de conocer a una persona, y como génesis de la atracción, es muy arriesgado. Winterbottom nos habla de un amor que debe ser denso, y que está irremediablemente unido al sufrimiento. Los personajes caminan ciegos a la autodestrucción, mientras sus vidas se convierten en un poema maldito. Y esa es su belleza, aunque a muchos no les bastará para que ésta sea una buena película.

El tono narrativo es descarnado, brutal, epidérmico, sensual. La narrativa visual de Winterbottom, rompedora y moderna, se basa en un juego de contrastes de luz sorprendentes, y de unos planos que se limitan a dejar que los personajes se coman desasosegadamente la pantalla. Los azules de la piscina, los amarillos de la playa, los rojos de las intenciones, intensísimos y, sin embargo, sombríos, son los colores ideales para un ejercicio de introspección marcado por los instintos.

Pero sobre todo, imposible olvidar la mirada de Rachel Weisz y seamos sinceros, su desnudo integral que nos enseña algo más que su bella mirada.

Erogramas by Passionatte




Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine