domingo, 23 de octubre de 2016

Adriana Cernanova se desnuda para GQ


Una nueva Adriana (y ya van unas cuantas) se cuela en el peculiar olimpo de mujeres sexys y curvilíneas que prestan su imagen a firmas de lencería. Y en esta ocasión no se trata de una campaña cualquiera, ya que esta modelo eslovaca de 24 años y de proporciones cuasi perfectas rozando el tan manido 90-60-90, es la nueva imagen mundial de Wonderbra. Además y para demostrar su valía, deja un topless magistral para la revista GQ.

Aún recuerdo como si fuera ayer a esa Eva Herzigova que a principios de los 90 fue capaz de asombrar a medio mundo con una simple campaña de sujetadores, mucho ha llovido ya desde entonces y aunque Adriana Cernanova esté a años luz de Eva lo que es innegable es que Wonderbra sigue levantando una inusitada expectación a la hora de promocionar un modelo de sujetador.

Esta modelo eslovaca ya dió sus primeros pasitos en el mundo de la moda desde bien joven, formando parte del concurso de Elite Model Look en su versión checo-eslovaca en el 2006 con apenas 15 años, quedando en segundo lugar y consiguiendo abrirse un hueco en el difícil y competitivo mercado de modelos del Este.

A partir de ese momento se le abren las puertas de la pasarela, pero no nos engañomos, su trayectoria siempre ha estado marcada por la ausencia de trabajos de renombre, salvo algunas apariciones puntuales en la Alta Costura parisina y en el pret-à-porter.

De esta forma en el 2007 veríamos a Andrea Cernanova en lo que sería su mayor logro sobre la pasarela, llegar a los desfiles de la Alta Costura de Givenchy, Stephane Rolland y Elie Saab.


A partir de ese momento sus apariciones en el pret-à-porter serían más testimoniales que otra cosa: Maison Martin Margiela (2009) o Mark Fast (2010), llegando a desfilar también en Cibeles en distintas temporadas.

Tras dos temporadas practicamente en blanco cambia de agencia y de DNA pasa a formar parte de la prestigiosa agencia Ford Models, pero ni aún así consigue despegar profesionalmente y sus trabajos aparecen con cuentagotas conformándose con editoriales (Elle y Marie Claire en Reino Unido) y portadas menores como L'Officiel en su versión griega.
Como podéis ver su bagaje profesional hasta ahora dista mucho de ser el de una top model reconocida, todo un enigma el de esta modelo que ha pasado con más pena que gloria por el mundo de la moda y que por arte de magia se convierte en un imagen mundial de Wonderbra.

Pero lo más llamativo ha sido el giro comercial que ha dado la compañía de lencería que tradicionalmente siempre ha apostado por rostros superconocidos, como el de Dita Von Teese que fue imagen la temporada pasada sin ir más lejos o de la mismísima Adriana Skleranikova.

El desnudo







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine