viernes, 7 de octubre de 2016

Kinesiología, placer y damas de compañía


Todo contacto corporal entre seres humanos puede despertar la lívido. Las manos son la herramienta para poder dar placer a nuestros congéneres y por tanto estas y el placer pueden verse aplicados a cualquier circunstancia de nuestro día a día. Así encontramos como la kinesiología o quinesiología puede ser una opción más para disfrutar de nuestro cuerpo y de nuestro alrededor.

Si alguien no está puesto al día, decir que la kinesiología son técnicas terapéuticas que ayudan a que una persona recupere el movimiento normal de ciertas partes de su cuerpo.
De este modo y para más información al respecto, la palabra kinesiología tiene su origen en los vocablos griegos kínesis (“movimiento”) y logos (“estudio”), lo cual permitiría llegar al concepto de estudio del movimiento. De todas formas, este significado puede extenderse un poco para especificar la finalidad de esta disciplina, que es el estudio de los movimientos y mecanismos del cuerpo y el lenguaje humano.
Además, se utiliza para combatir enfermedades de diferentes orígenes, sobre todo se recomienda para aquellas personas que tienen alguna dolencia de tipo muscular o que padecen estrés. Y aquí, en el estrés, es donde tenemos el punto de contacto perfecto para relacionar una técnica digamos médica, con técnicas mucho más cercanas al arte de la sensualidad, la sexualidad, el placer o porqué no, el mundo de las damas de compañía también conocidas como escort o acompañantes.

De este modo, si está técnica o especialidad entiende al cuerpo humano como un todo fragmentado en muchas partes (estructura, psique y química) que se encuentran conectadas a partir de la energía, que mejor manera o forma de mejorar nuestra e energía que recurrir al precioso hábito de contentar a nuestro cuerpo y como todos sabemos, no hay mejor forma de contentarlo que recurrir a lo que todos conocemos como placer físico.

Así, sabemos que la kinesiología y el sexo también pueden ir de la mano y cuando hablamos de sexo que mejor opción que la compañía, una compañía que puede ser encontrada en nuestra pareja habitual o a falta de ella o por simple búsqueda de emociones puede ser hallada en este excitante mundo ya citado de las escorts, las damas de compañía o ahora las kinesiologas acompañantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine