viernes, 11 de noviembre de 2016

Ashley Smith desnuda para Passionatte | Belleza incluso con dientes separados


Tiene 23 años y toda la frescura imperfecta de una nueva generación. Con diastema y unas medidas poco estándar para una top, Ashley Smith no se conforma con ser solo la modelo preferida del nuevo grunge. Quiere ser actriz y eso, es ya más que motivo para que Cinematte Passionatte se centre ya, en una de las grandes divas para los próximos años.


Tejana, de 22 años recién cumplidos, la modelo Ashley Smith llega a la sesión con cazadora perfecto, vaqueros y gafas de sol. En apariencia es una chica rubia y estilosa, como muchas en Nueva York. Pero en el mundo de la moda, caprichoso como pocos, marca la diferencia. Cuando fue nombrada embajadora del perfume Loverdose, de Diesel, afirmó: «La marca quería algo tangible y yo soy ese algo». Y así es. Ashley es real, una mujer delgada pero con curvas y sonrisa imperfecta. Una belleza que se salta, traviesa, los cánones establecidos para crear los suyos propios. «La gente quiere trabajar conmigo porque dicen que tengo un je ne sais quoi. No saben qué es, pero es distinto», comenta en exclusiva para S Moda.

Para empezar, no destaca por su altura –mide 174 centímetros– y tiene bastante más pecho que las modelos que caminan habitualmente sobre la pasarela. Pero su seña de identidad, lo que de verdad ha marcado su trayectoria, ha sido la diastema, el pequeño hueco que separa sus incisivos superiores. Un valor que la ha hecho destacar junto a otras tops –como Lara Stone, Lindsey Wixson o Abbey Lee–, aunque otras mujeres famosas ya la hubieran exhibido públicamente sin rentabilizarla de una forma tan clara, como Lauren Hutton, Vanessa Paradis o la mismísima Madonna. «Antes de ser modelo, no tenía dinero para arreglarme los dientes y ahora que lo tengo no pienso hacerlo, porque son los que me dan dinero», confiesa rotunda Ashley.

Fue descubierta en un concierto de punk en Austin cuando tan solo tenía 18 años. Entonces compaginaba sus estudios con un trabajo de cajera en un supermercado. Cuatro años después, su rostro ya ha protagonizado editoriales míticos en revistas de moda (entre ellas, W, Vogue, Numéro o T Magazine) y otros tantos anuncios (como los de Tommy Hilfiger, Alexander Wang o Topshop). La modelo reconoce, divertida, que su trayectoria ha sido tan interesante como atípica. De hecho, confiesa que su familia todavía está en estado de shock y vive en una sorpresa constante. «Mi abuelo aún me llama y me dice con voz de enfado: “Jovencita, he visto unas fotografías en las que no llevas mucha ropa”», cuenta con humor. Pero Ashley no quiere que en un futuro la recuerden solo por su imagen.

Galería sexy in hot




























Ashley Smith desnuda para Passinatte | Belleza incluso con dientes separados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pincha la imagen para ver nuestra sección de Erotismo y Cine