"Alien" y "Aliens" tienen nuevos (y actualizados) tráilers oficiales | Análisis críticos



ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO y ALIENS: EL REGRESO son dos de las mejores películas, sino las mejores, en sus subgéneros (terror y acción respectivamente) y no nos cansamos de verlas una y otra vez.








Ahora han aparecido nuevos tráilers de ambas películas actualizados a cómo serían si se estrenasen en la actualidad que merecen la pena ser vistos por todos los aficionados a la saga creada por Ridley Scott.


ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO contaba como de regreso a la Tierra, después de un vuelo espacial de reconocimiento, el ordenador de a bordo recibe un mensaje de procedencia desconocida que cambiará totalmente el rumbo del regreso. Al aterrizar forzosamente para reparar la máquina, detectan una extraña forma de vida que logrará introducirse en la nave... acaba de subir el octavo pasajero. Es entonces cuando empieza una terrible pesadilla, imposible de imaginar.

"In Space No One Can Hear You Scream"




Por su parte en ALIENS: EL REGRESO después de vagar por el espacio durante varios años, Ripley es rescatada. Durante ese tiempo el mundo donde Ripley se enfrentó con el Alien, ha sido colonizado. Cuando se pierde la comunicación con la colonia, se decide enviar para investigar a un equipo de marines espaciales, con Ripley al mando de la expedición. Pero el Alien se ha reproducido y esta vez la lucha es por la supervivencia de la Humanidad.

"It's War"



Ahora os dejamos con dos análisis de sendas obras:


ALIEN EL 8º PASAJERO - ANÁLISIS




Fría, oscura, inquietante, metálica, tranquila, sinuosa, aterradora, sorprendente, silenciosa, onírica... Son algunas de las palabras que describen una obra especial y espacial. Un ente de celuloide capaz de cambiarlo todo, una obra creada desde la modernidad más clásica que es deudora de Kubrick pero perteneciente a un novato Ridley Scott bajo el hechizo de los diseños de Giger. Una película femenina gestada por los instintos más oscuro del hombre. Alien fue es y será una producción distinta, única, perpetua y clave. Un lienzo orgánico en verde y blanco que describe los miedos más básicos del ser humano.

Considerada una de las películas más revolucionarias en la historia del cine al suponer un hito en la forma de hacer películas de ciencia ficción, Alien – El Octavo Pasajero fue producida como un proyecto sin muchas aspiraciones que sería dirigida por un cineasta más bien desconocido en ese entonces que tenía en su carrera solamente un largometraje previo, sin embargo, gracias a su creatividad al momento de desarrollar una historia donde se hacía invisible la línea que separaba el terror de la ciencia ficción, el ahora consagrado director llamó la atención de la crítica y de un público acostumbrado a historias espaciales donde apremiaba la aventura, como ocurrió con La Guerra de las Galaxias. 

Hay películas destinadas a ser auténticos clásicos. Obras maestras donde todo es perfecto: la dirección, la interpretación, la música, el guión, los efectos visuales… Y luego hay pequeños hitos cinematográficos, joyas que revolucionan el lenguaje y su propio género. 'Alien, el octavo pasajero' es una de estas joyas. Fue todo un impacto cuando se estrenó en 1979, los espectadores no habían visto nada igual. La audacia de Ridley Scott y el talento de todo el equipo creativo que trabajó en la película convirtieron este proyecto sin demasiadas aspiraciones en uno de los títulos más importantes de la historia. Esto son los motivos por los que 'Alien, el octavo pasajero' cambió la historia del cine.



Puntuación: *****

Un joven Ridley Scott era elegido para dirigir un proyecto ideado por Walter Hill, Dan O'Bannon y Ronald Shusset, al mismo tiempo H.R. Giger decía sí al diseño artístico de ese mismo proyecto, el resultado saldría a la luz en 1979, su nombre, Alien, aún no ha sido superada. Y ¿por qué esto hoy? Porque sencillamente hoy es el Alíen Day.


¿Qué tenía el cine de género de aquellos años que no pueda tener este? Difícil pregunta, pero la ciencia ficción en apenas unos años pudo disfrutar de joyas como 2001: una odisea del espacio, Blade Runner, Star Wars, Terminator o Alien. Si hay algunas cosas claras en todas ellas es, primero que todas cuenta con un guion de altura, segundo que tienen a un director de la misma altura y totalmente implicado en él, tercera que respetan al espectador y a su inteligencia.

Alien es el mejor film de terror y ciencia ficción jamás realizado, la pesadilla sufrida por los tripulantes del Nostromo no ha sido superada ni creo que lo sea nunca, la complejidad de personajes conseguida en los Dallas, Ripley, Lambert o Ash es irrepetible en este tipo de films, la ambientación y el diseño de producción a manos de Scott y Giger es igual de irrepetible y el Alien, su criatura, es ya un ser vivo más de nuestra cultura.
Sin duda cualquier tiempo pasado fue mejor, como así lo demuestra este film dirigido por Ridley Scott e interpretado por actores de la talla de Tom Skerrit, Sigourney Weaver, Harry Dean Stanton, John Hurt o Iam Holm. Ahora como siempre pasamos a analizarlo en 7 desafiantes fotogramas.


El 7º Fotograma: Alien el 8º pasajero, crítica en imágenes...

Desde el primer minutodel film, Alien deja patente su diseño visual, con herencia directa del 2001 de Kubrick pero con la implementación de un nuevo estilo venido de la publicidad, Ridley Scott y su equipo creativo nos dejan uno de los grandes hitos del cine a nivel de diseño de producción.
El Space Jockey es uno de esos momentos del cine que quedan marcados a fuego en nuestra retina, diseñado por H.R. Giger, el extraño artefacto ha sido el origen de Prometheus, una precuela indirecta del film, pero para nosotros su origen y misterio seguirá siempre dentro de estos fotogramas del 8º pasajero.
El primer contacto con la raza Alien se produce mediante un plano subjetivo desde dentro del mismo casco, este punto de vista es un standar en el cine actual y sobre todo en el mundo del videojuego, en aquel año 79 no era algo habitual, Sidney Lumet utilizó este recurso en el film La Colina, Scott lo repetía para sentir el miedo y el pavor como si estuviésemos dentro del mismo film
El Chestburster es el segundo estado embrionario del alien, la escena es la famosa del film y posiblemente del cine de terror, en esta instantánea notamos como la criatura rompe la cuarta pared y mira directamente a la cámara, retando al propio espectador y avisándole de lo que le espera en los siguientes rollos de metraje.
Siempre se habla del complejo aspecto psicológico de los personajesde Alien, pero pocas veces se habla de la psicología ambiental que Scott supo dotar a sus primeros films incluído por supuesto este film., Esta claro que en la mesa  de escritura es donde se perfilan los comportamientos de los personajes y lo que deben despertar sobre el espectador, pero también esta claro que muchas veces el estado de inquietud, soledad o miedo queda mejor representado mediante el propio escenario y ahí es donde Ridley Scott triunfo en aquellos años. ¿O acaso es lo mismo ver a Deckar de Blade Runner en una estancia normal? ¿qué debajo de las luces y sombras que ondean a través de los rendijas de una persiana y las aspas de un ventilador?.
En 1986 el film Alien tuvo una secuela directa, el director James Cameron cogía la franquicia y se encargaba de darle un drástico cambio de este estilo, momentos como este son algunos de los pocos que Cameron decidió conservar para el look de su film.
Finalizamos con otro momento clave de la historia del cine, después de 100 minutos de auténtico estrés cinematográfico, Scott nos relajaba durante unos segundos mostrándonos la blanca y limpia ropa interior de Ripley, mostrando así su lado femenino por primera vez. La oscura sala de cine parecía cobrar luz por primera vez ¿pero duraría mucho tiempo..?


Cinegram







ALIENS EL REGRESO - ANÁLISIS



Puntuación: *****

Ridley Scott filmaba en 1979 una obra maestra del cine llamada Alien el octavo pasajero. Siete años después, James Cameron era el hombre que llevaba a cabo su continuación. Cameron venía de realizar dos años antes la mejor película de acción hasta ese momento, Terminator. Por suerte la película fue un bombazo en taquilla y además sirvió a James Cameron para conocer a Stan Winston, el mejor especialista de efectos especiales que el cine había y ha conocido.

Gracias al éxito de Terminator, Cameron disponía de una gran cantidad de medios y dinero para llevar a cabo la continuación de la película de Scott. Pero, aun así, estaba en una situación difícil ya que Alien era una obra de culto aclamada por crítica y público. Así que si fallaba podía perder todo el renombre que había conseguido con su película anterior.

Alien el octavo pasajero era una película de terror, y era completamente perfecta, con lo cual imitar la fórmula no le hubiese valido de nada. Por suerte Cameron prefirió adaptar y escribir la secuela él mismo y asi añadirle lo que mejor sabía hacer, acción.


Para empezar hay que decir que estamos ante la única película del cine de acción que puede considerarse obra maestra en el ámbito general del cine. Y estamos ante la mejor película técnicamente jamás filmada. Posiblemente la calidad técnica que el propio Cameron consiguió en el 2009 con Avatar esté en un nivel parecido al de este Aliens, pero la realidad y fisicidad que presentan asepctos como la Reina Madre de este Aliens el regreso aún no ha podido ser igualada por el cgi. La Reina Madre de Aliens se puede tocar, el espectador nota que está presente en pantalla, y simplemente lo nota porque realmente era así. Stan Winston construye el mayor personaje animatrónico que se había contruido hasta la fecha, y el cual aún no se ha podido superar. Encima, con la llegada de la animación digital, es simplemente imposible que se supere; en la actualidad, sería inviable usar una técnica tan costosa.


LA ESCENA MADRE DEL CINE DE ACCIÓN

11 minutos 38 segundos pasan exactamente desde el momento en el que la Reina Madre rompe su cordón umbilical, hasta que Ripley consigue lanzarla al espacio y salvarse. Pues bien, estos 11 minutos y 38 segundos son, sin duda alguna, el mayor prodigio que el cine de acción ha conseguido hasta la fecha.
Cameron decide rodar el que a la postre se convierte en el súmmum de su carrera y del cine de acción. Dejando clara una de las constantes de su cine, la admiración que siente hacia los personajes femeninos, Cameron siempre ha querido mostrar a una  mujer que no suele ser la tónica habitual en el cine. Las mujeres de Cameron son las protagonistas de las historias, son el personaje con más carácter de la trama, que mayor reponsabilidad demuestra, quien mejor domina los miedos y debilidades, en definitiva, ella es el héroe de sus películas, pero no es un héroe cualquiera, las mujeres Cameron, ya sean Ripley, Sarah Connor o Neytiri, por citar algunas, muestran una fuerza, dureza y seriedad que incluso no llegan a mostrar los habituales héroes masculinos. Las sitúa tan al límite que en algunos momentos llegamos incluso a cuestionarnos si estan mentalmente estables, como así ocurre cuando los médicos cuestionan a Sarah Connor en Terminator 2. Por cierto como ejemplo de las mujeres de James Cameron observar como durante el metraje de esta película, Sarah Connor demuestra ser mentalmente bastante más dura, fuerte y obsesiva que el mismísimo Terminator.

Pues bien, la escena que vamos a describir parte de esa idea suya sobre una mujer fuerte con marcada personalidad. Así que nos propone un duelo entre dos terribles hembras. Encima, para ir más alla en la crudeza tanto del enfrentamiento como de sus protagonistas, las sitúa al límite de su carácter, dejando claro que no se están comportando como simple hembras luchando por su propia supervivencia, sino como madres, desatando ese instinto protector hacia sus hijos.
Por un lado tenemos a Ripley, protegiendo a Newt, su hija recién adoptada. Cameron consigue crear durante el metraje un vínculo entre Ripley y Newt para que sea igual de poderoso que el de una madre con su hijo biológico.
En el otro lado tenemos a la Reina Madre, la alien más poderosa de todas las conocidas, la cual lucha por la supervivencia y venganza no sólo suya, sino de sus crías, las cuales corren el riesgo de ser destruidas por la propia Ripley.

Una vez Cameron desarrolla los argumentos de la trama para llegar a este clímax final, nos presenta esta épica batalla final. Cameron tenía claro que quería un enfrentamiento totalmente físico entre las dos hembras, un enfrentamiento de tú a tú, con lo cual optó por la fabricación de un endoesqueleto mecánico de casi cuatro metros donde poder meter a Ripley y así poder enfrentar a las dos protagonistas. Esta escena es un prodigio técnico de realización; con el propio Cameron a la cabeza junto al maestro de los efectos especiales Stan Winston consiguieron crear lo imposible. Lo que vemos en pantalla es totalmente real, apenas hay cromas, no hay cgi, ni fotomontajes, lo que hay son una serie de efectos visuales a base de animatronicas, maquillajes, válvulas, engranajes, gruas y demás elementos mecánicos que hicieron posible este prodigio técnico.

Esquema de la escena

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron


Nos hemos centrado en la escena final por ser el plato principal de la película, pero no podemos olvidar otras escenas como el ataque de los Aliens sobre los marines armados hasta los dientes. Cameron la planifica en tres estratos: primero, usa planos generales donde muestra la acción desde el ojo del espectador. Este estrato nos permite ponernos en situación y ver completamente el panorama y la situación de la batalla; el segundo estrato está rodado desde el punto de vista de los marines. Son planos subjetivos desde dentro del casco donde vemos los mismos datos de proximidad que ven los marines. Este segmento lo rueda para dar realismo y tensión a la escena, además de hacernos partícipes y protagonistas del acontecimiento; el último estrato de la escena lo rueda desde la cabina de mando donde se encuentra Ripley y lo hace mostrándonos la escena a través de unos pequeños monitores. La función de este segmentos es mostrarnos la angustia y la opresión de la secuencia, no solo a través de las pequeñas cámaras sino también a través de la mirada de Ripley y de paso ponernos ya en situación del desarrollo posterior del personaje.
Cameron vuelve a demostrar una vez su maestría en la planificación de las escenas de acción. Con el uso de estos 3 puntos de vista consigue que: veamos y disfrutemos de la acción de la secuencia, que la suframos del  tal forma que nos hace partícipes de la tensión de los personajes y al mismo tiempo consigue que sintamos el miedo y la angustia de lo que ahí está pasando.

Esquema de la escena

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

CINE de ACCIÓN: Crítica ALIENS, EL REGRESO de James Cameron

Podríamos seguir enumerando momentos preciosos del film o hablar de las soberbias interpretaciones de todo el reparto, incluida la niña, podríamos hablar del uso del sonido o de la banda sonora, de la fotografía y de la dirección artística, o del perfecto guión y tempo que Cameron usa para desarrollarlo, como ejemplo tenemos la secuencia con la que se abre el film, una secuencia rodada totalmente sin prisas, con la lentitud que la inmensidad del espacio ejerce sobre todo el que osa a moverse por él; como si de Kubrick se tratara Cameron muestra en pantalla el abordaje de la nave de Ripley con una suavidad y tranquilidad que actualmente sería imposible de rodar en cualquier producción de este tipo.

-NO TE PIERDAS...

Comentarios