Nymphomaniac: sexo, trucaje y bajada de moral




Al final va a resultar ser un truco, hoy se acaba de anunciar que el film Nymphomaniac de Lars Von Trier, hará uso y abuso del GCI para simular escenas de sexo duro con los actores, por lo tanto el morbo y la tensión sexual que iba a destapar, se hunde de un plumazo. 


Según reveló la productora del film, Louise Vesth, a The Hollywood Reporter. “Rodamos a los actores fingiendo una escena sexual, y después metimos a sus dobles de cuerpo, que son quienes están realmente practicando el coito. Después, emplearemos técnicas digitales para combinar a los dos. Por encima de la cintura serán los actores, y por debajo serán los dobles”.

Sin duda no estamos muy de acuerdo con estas técnicas cgi para el cine erótico, si la idea continua ya no sabremos si estamos antes fakes o imágenes reales, ¿qué sentido tendrá pues los desnudos de nuestras divas?

Si las nuevas técnicas digitales piensan merodear por nuestro cine, al menos que sea como demuestra la foto de cabecera del film Piranha 3D, Cgi sí donde queráis, pero en los cuerpos no, los cuerpos de verité.

Comentarios