Batman (1989) | Segundo blockbuster pre Liga de la justicia



Acabamos de hablar de lo que supuso Superman para las adaptaciones cinematográficas de superhéroes allá por finales de los 70 y ahora seguimos con el segundo gran acontecimiento DC en las salas de cine. La gran obra maestra llamada Batman.


Y así es señores. 11 años después de Superman, DC y Warner decidieron llevar a la pantalla grande su segundo gran personaje. Para ello contaron con un joven visionario llamado Tim Burton quien consiguió de forma natural e innata, crear una obra maestra del género y una película que pertenece ya al baúl de las mejores películas del cine.

Despues de la última película de Superman (IV), y debido al fracaso tanto artístico como comercial de la misma, el mundo de las adaptaciones de superheroes a la gran pantalla pasó por lo que se suele llamar, una larga travesía por el desierto. Por ello el proyecto de Batman creó, quizás, un interés tanto mediático como de público muy elevado. Y más teniendo en cuenta que un producto de tal envergadura iba a recaer en manos de un, por entonces, semidesconocido pero prometedor director llamado Tim Burton.
Rapidamente quedó claro que la película, sin renunciar a su comercialidad, iba a llevar el sello del director, buscando una imagen más oscura, cercana a lo gótico, y que deliberadamente huía del colorido pop del Batman de Adam West, demasiado infantil e incluso demodé.

Quizás para compensar tanta oscuridad y la controvertida decisión de contratar a Michael Keaton como protagonista, nada mejor que poner en el elenco a la rubia de moda, Kim Basinger, y a un antagonista que acabaría por robar el protagonismo de la película, Jack Nicholson como el histrión y psicópata bromista The Joker.

Así, Batman se estrenó como un auténtico fenómeno, un taquillazo que atrapó a la mayoría de fieles del cómic y a los amantes del cine de acción y aventuras.
Vista hoy, Batman apenas ha envejecido y sigue siendo una película redonda, divertida y visualmente innovadora.

Puntuación: ****


Recaudación internacional: 411,348,924 millones de dólares

Comentarios