9ª) Yo soy la justicia 2 (1982) | Todas las películas Cannon-Golan-Globus



Estamos ante el primer pequeño éxito de la Cannon y ante un filme que tendría dos secuelas más además claro está de la obra original de 1974.


Presentar a Charles Bronson me parece una pérdida de tiempo, es un actor de sobra conocido y sobre todo muy admirado por los ochenteros nostálgicos que supuran amor por las pelis de esta década. El Sr. Bronson entonces estaba en pleno auge y protagonizó numerosos thrillers de venganzas y ajustes de cuentas en los que repartía estopa entre traficantes, violadoras y calaña similar. Y precisamente de eso va "Yo soy la justicia 2", secuela de un título de 1974 llamado "El justiciero nocturno" y que es prácticamente más de lo mismo; ya que comparten protagonista principal y una trama casi calcada solo que cambiando Nueva York por la ciudad de Los Angeles.
Dirigida por Michael Winner (realizador de la espeluznante LA CENTINELA), la película nos narra como el arquitecto Paul Kersey (Bronson, of course) rehace su vida en L.A. tras los altercados de Nueva York en los que su mujer fue asesinada por unos quinquis a los que él despachó posteriormente. Ahora sale con una atractiva locutora de radio y tiene a su hija internada en un psiquiátrico superando la traumática experiencia de la primera película. Un día, paseando con su hija y su novia tiene un encontronazo con unos traficantes de poca monta a los que se enfrenta. Estos tipos, gentuza de la peor calaña, deciden darle una lección presentándose en su casa para darle un susto. Tras violar y asesinar a la asistenta, los quinquis secuestran a la hija de Paul, quien accidentalmente muere durante el rapto. Así que él, ni corto ni perezoso, decide coge su pistola e impartir la justicia del "ojo por ojo y diente por diente" cargándose a los delicuentes y vengándose por haberle arruinado la vida.

La película | Crítica


"Yo soy la justicia 2" es una película sin trampa ni cartón, cuyo principal virtud quizás sea también su mayor defecto: lo tópica que resulta y la ausencia de sorpresas. La película se desarrolla en todo momento tal y como esperamos y tiene una trama en absoluto original y en la que se adivina siempre lo que va a ocurrir. Pero es también eso uno de sus puntos fuertes, lo honesta que resulta con los espectadores. Odio las películas pretenciosas y engañosas, me revientan muchísimo. Y afortunadamente esta no lo es, sino que da justo lo que promete y lo que el público espera ver por lo que también se agradece su previsibilidad. Hay que tener siempre visible que estamos ante un tipo de cine de la época, es decir, con sus horteradas, sus excesos, su rollo vintage y esa estética de película Grindhouse barata donde todo se ve gratuito (desde los desnudos hasta la violencia). "Yo soy la justicia 2" no es una buena película desde un punto de vista objetivamente crítico: tiene actores bastante malos, diálogos estúpidos, situaciones de coña, una dirección pasada de moda... Vista hoy en día a más de uno puede darle risa de forma involuntaria. Pero si uno raspa sobre la superficie encontrará un producto la mar de disfrutable enfocado a un público "poco exigente" y que huye de otras producciones destinadas a eruditos. "Yo soy la justicia 2" es una película de entretenimiento, un producto de serie B con una fortísima estética ochentera que emocionará a los fans del cine retro. A destacar la imagen tan sórdida, sucia y vulgar que da la película sobre la soleada ciudad de Los Angeles; totalmente alejada de esa idea glamourosa que tenemos todos de Hollywood. Aquí L.A. aparece retratada como un sitio bastante peligroso, con altísimo índice de criminalidad y en el que la peor calaña campa a sus anchas. Haremos junto al protagonista un viaje a los bajos fondos de Los Angeles y le acompañaremos en su justa venganza personal.
En definitiva, "Yo soy la justicia 2" es un entretenido e intenso thriller de acción y venganzas: Bronson a pesar de sus limitaciones como actor y de su inexpresividad llena la pantalla con su sola presencia, hay bastantes desnudos gratuitos, tiroretos muy tensos y escenas de venganza emocionantes. Tiene un tufo Grindhouse que le hace ganar puntos, desprende la esencia de los clásicos del videoclub y quizás visionarla en formato VHS la haría aun más atractiva. Una película sencilla y directa, muy amena, con una B.S.O. ochentera 100%, unos malos malísimos que recibirán su justo merecido y todos los excesos propios del cine de serie B de esta época. No es una obra maestra ni de lejos, pero queda muy recomendada para fans de pelis como "Calles salvajes" y similares; incluyendo casi toda la filmografía del propio Charles Bronson.


  • Puntuación: 6.5


Ver tráiler by Cinematte




Fotogramas, card y caratulas videoclub (VHS, Betamax)











-NO TE PIERDAS...

Comentarios