PELÍCULA COMPLETA 'Star Crash' (1978) | Caroline Munro y Nadia Cassini como 'Mitos eróticos' de la serie B europea | Sexploitation



El cine de culto es difícil de definir ya que una obra tanto puede ser elegida como tal por su gran calidad, como por su despropósito. El caso es que en ambos caso, es el público el que por una desconocida razón, le otorga ese título de obra especial distinta y por alguna razón magnética para él. Hoy vamos a hablar de Star Crash, una película que queda muy claro que su condecoración de filme de culto no es claramente pos su calidad ya que estamos posiblemente ante una de las peores películas de la historia. Eso sí, una vez que la pones algo te obliga a terminarla.

Si los italianos fueron capaces de dejar obras notables al imitar al cine norteamericano en géneros como el oeste o el terror, en la ciencia ficción los resultados fueron casi siempre catastróficos. Y no es que “Choque de Galaxias” sea la excepción, ni mucho menos, pero de entre toda la chatarra parida tras la estela de “La Guerra de las Galaxias” merece destacar por los siguientes puntos:

  • Caroline Munro. Musa de la Hammer y que aquí vuelve a demostrar que sus dotes físicas son inversamente proporcionales a su talento interpretativo.
  • Christopher Plummer. El principal responsable del pésimo nivel de los efectos especiales y del tropel de chicas en bikini, ya que su sueldo se comió el presupuesto para maquetas, decorados y vestuario. Su arenga final mirando a cámara es uno de los alegatos más estremecedores contra el consumo de drogas que se haya filmado jamás.
  • David Hasselhoff. Debutaba en un título a su altura para demostrar que la suya ha sido la carrera más constante de la Historia del Cine: siempre ha sido igual de malo.
  • John Barry. Deja una muy meritoria banda sonora que hubiera ganado un par de puntos si hubiera prescindido de unos arreglos setenteros. Años después, una elaborada variación del tema central le valdría el Oscar por “Memorias de África”.

Pero posiblemete, la gracia de este filme reside en un aspecto: Su impresionante estética pop y es que, vista hoy, la película sigue siendo un auténtico festival para los sentidos. El 'Pop Art' o arte Pop se desarrolló dentro de la cultura de masas y del marco del capitalismo y la reproducción industrial haciendo que todo el mundo pueda acceder a él y conocerlo. Las obras nacidas al abrigo de esta corriente, se basaban, principalmente, en la carga visual y el lenguaje figurativo y además, no hay que olvidar el tono humorístico e irónico del que se cargan estas obras. Y eso es perfecto lo que mejor define a Star Crash, una oda a al color y a lo cotidiano hecho arte que sin darse cuenta abraza los cánones del humor para crear lo que es. Uma misteriosa obra de culto que te hipnotiza sin darte cuenta. Y es que, hasta la galaxia es de colores.

PELÍCULA COMPLETA CASTELLANO BY CINEMATTUBE CINEMATTE

Caroline Munro, la estrella de las estrellas de colores



Y ya de paso, aprovechamos uno de los clásicos pulp de la ciencia ficción de los 70 para hablar de Caroline Munro, una de las grandes reinas de la serie B de los años 70 y 80, una actriz y modelo inglesa, conocida por su participación en películas de terror y ciencia ficción de las décadas de aquellos años, y por su papel como la chica Bond Naomi en La espía que me amó de 007. Su otra gran aportación a la industria fue como decimos 'Star Crash, choque de galaxias', un film nacido bajo la sombra de La Guerra de la Galaxias y que sirvió de puente e inspiración para ese otro gran clásico Pulp llamado Flash Gordon. Ahora es uno de los nombres más buscados de IMDb.
Aunque actualmente Star Crash es un despropósito como gran producción, no hay que desestimar que en su día se quiso contar con lo mejorcito para competir con el film galáctico por excelencia, por otro lado de una poderosa y lógica influencia. Por un lado se contrató como ya hemos dicho al mismísimo John Barry para la banda sonora y al cual no se le dejaba ver la película durante su producción por si aquél decidía abandonar el proyecto. Y en su reparto estaban como también hemos dicho, nuestra protagonista Caroline Munro, el mismo David Hasselhoff y los serios Christopher Plummer y Marjoe Gortner.


Añadir siempre que la gracia de esta película está en verla con un amplio sentido de la perspectiva y con sentido del humor, algo que no creo pueda conseguir todo el mundo. Los conjuntos que luce Munro son para recordar, otras cosas para divertir.
Por cierto, no queremos olvidar la aparición de Nadia Cassini, una preciososa pin-up de aquellos años que aquí hace un cameo como reina Corelia y a la que al final le dedicamos otra galería sexy in hot by Cinematte.

Caroline Munro, la B Queen europeo de los 70 y 80

Caroline Munro nació el 16 de enero de 1949 en Inglaterra. Comenzó su carrera en el medio artístico en 1966, cuando su madre y un fotógrafo amigo del colegio de artes donde estudiaba, enviaron unas fotos para el concurso "Face of the Year" del diario Evening News y ganó, siendo elegida por el famoso fotógrafo David Bailey. Esto la llevó a una carrera como modelo, en la que su primer trabajo fue para la revista Vogue británica, a los 17 años. Luego se mudó de Windsor a Londres, donde hizo varios anuncios para TV, fotos para portadas de revistas y cameos en algunas películas los cuales fueron el inicio de su carrera como B Queen de los 70 y 80. En 1971, el presidente de Hammer Productions, antigua y famosa productora de películas de terror y ciencia ficción de Inglaterra, le ofreció un contrato y Munro comenzó a hacer películas, por lo cual sería mejor conocida como el clásico El abominable Dr. Phibes, con el nombre más grande en el género, Vincent Price. Fue la única actriz en tener un contrato a largo plazo con Hammer en toda la historia de la productora. Captain Kronos: Vampire Hunter y The Golden Voyage of Sinbad en 1974 fueron dos éxitos de público en el género de terror y ciencia ficción de bajo presupuesto entre los varios que protagonizó en los años 70, hasta llegar al papel que la haría popular en todo el mundo. 


En 1977, Munro rechazó la oportunidad del papel de la villana Ursa en Superman, para hacer la que sería su aparición más célebre de la película, como Naomi, la piloto de helicóptero y asistente del villano Karl Stromberg, que coquetea con James Bond mientras intentaba dispararle desde su helicóptero en La espía que me amó. Cubby Broccoli, productor de las películas de 007, impresionado con su fotogenia, le aconsejó firmemente ir a los Estados Unidos a intentar una carrera más lucrativa, pero Munro decidió quedarse en Europa junto a su familia. Munro continuó trabajando en numerosas películas de horror y ciencia ficción británicas y europeas a través de los años 70 y 80, en particular Starcrash (1979) con David Hasselhoff y Christopher Plummer. El diálogo de Munro fue redoblado completamente por otra actriz, incluso para las impresiones en idioma inglés de la película. La carrera de Munro continuó prosperando en los años 80, continuando haciendo películas de terror y ciencia ficción de bajo presupuesto en Europa, principalmente en Italia, y en un trabajo constante aunque de poca proyección, filmando también Estados Unidos en la segunda mitad de la década, en cine B. 

Durante estos años también aparece en la televisión y fue una famosa pin-up en los medios, aunque nunca posando desnuda, apareciendo en videoclips musicales para estrellas de rock como Adam Ant y Meat Loaf. Desde los años 90, ha limitado su trabajo en la pantalla a apariciones en películas para televisión y documentales.

Galería sexy in hot by Cinematte de Caroline Munro


















Galería de Nadia Cassini, la otra estrella de las estrellas











Comentarios