El desnudo de Oja Kodar en Al otro lado del viento: la mejor película erótica de la historia by Orson Welles


Siempre se ha dicho que en 1941 Orson Welles rodó la mejor película de la historia del cine conocida claro, como Ciudadano Kane. Ahora podemos decir sin temor alguno, que la mini-película incluida dentro Al otro lado del viento, filme póstumo de Orson Welles, es desde ya, la mejor película erótica de la historia del cine.

Al otro lado del viento es la famosa película que Orson Welles rodó durante años y que nunca pudo acabar, pero que Netflix ha decidido traerla de entre los muertos o al menos un acercamiento a lo que debió ser. 
En ella, vemos una película proyectada y rodada por Hannaford (protagonista del filme interpretado por John Huston) que cuenta como protagonista con Oja Kodar, pareja de Welles por aquellos años.


Pues bien, este minifilme es una especie de relato erótico que muestra de forma explícita el poder sexual de la mujer, pero, lo hace desde el punto de vista que tenía Orson Welles, o lo que es lo mismo, desde la perfección y la belleza inigualable que Welles tenía para componer imágenes y escenas lo que la convierte en una obra de arte que nadie se debe perder.

Crítica de Al otro lado del viento

Al otro lado del viento es una obra maestra, un filme experimental que muestra más que todos los filmes rodados del último lustro. Su calidad nos ha parecido tal, que tiene una crítica y análisis completo en nuestra web hermana Cinematte el cual podéis leer aquí. 


La belleza racial de Oja Kodar y algo más | Las musas de Welles

Todo la parte del metraje erótico del filme, queda en la piel de la desconocida para casi todos, Oja Kodar, una belleza y artista que fue pareja de Welles durante muchos años y a la que el autor de Ciudadano Kane, supo plasmar como nadie.


Tenía Orson Welles la obsesión de prolongar los rodajes de sus películas, la mayoría de las veces por imposibilidad económica al haber sobrepasado los presupuestos. Así, entre esas cintas malditas se encontraba The other side of the wind (Al otro lado del viento) que comenzó en 1970 y no ha podido concluirse hasta no hace mucho. A su montaje final –ya fallecido desde luego su creador hacía tiempo- contribuyó quien fue su último amor, Oja Kodar, actriz que participó como coprotagonista junto a una lista de grandes de la pantalla, pero ¿"quién era Oja Kodar?

Welles como hemos dicho, introdujo elementos eróticos en el guión, algo no muy común en su filmografía, valiéndose de su última mujer, la despampanante y sugestiva estrella yugoslava Oja Kodar.
La vida sentimental de Orson Welles fue tan apasionante como su carrera artística. Respecto a la primera mujer importante en su vida resultó ser una jovencita de dieciocho años, Virginia Nicolson, de una adinerada familia de Chicago, aspirante a actriz, de la que se prendó, convirtiéndose en su mentor teatral y luego su marido, en 1934. Seis años duró aquella unión.
En 1938 se enredó de manera tempestuosa con la actriz mexicana Dolores del Río. En realidad llamada Lolita Dolores Martínez Asúnsola López Negrete. Nueve años le llevaba ella de diferencia. Casada por dos veces. Él se había enamorado tempranamente viéndola en la pantalla siendo un jovencito.
Dicen que Dolores del Río fue la mujer que más quiso Orson Welles. Quien para no romper con su habitual modo de ser, antes de que se apagara aquella pasión ya había fijado su mirada en el rostro bellísimo de una bailarina que se asomaba a la portada de "Life": Rita Hayworth. Se dijo antes de conocerla: "Me casaré con ella" y
"Me aburro mucho con ella", acabó diciendo el inestable genio. Fueron padres de una niña, Rebeca. Y se dijeron adiós cuando Rita encontró en el príncipe Ali Khan al hombre que le permitió toda suerte de caprichos.



Oja Kodar

La dirigió en "The deep", "Al otro lado del viento", en cuyo guión colaboraron juntos, y "Fake". Al Festival de San Sebastián, para presentar ese último film, acudieron ambos, aunque no querían ser fotografiados juntos, pese a que se hospedaban en el mismo hotel, el Londres.
Ella era una belleza mediterránea, alta, elegante, sofisticada. A la muerte de Orson Welles el 10 de octubre de 1985 le guardó luto, aunque su mujer legalmente siguiera siendo Paola Mori. Oja Kodar continuó defendiendo el legado cinematográfico del que fue su maestro, además de amante. Y no ha descansado hasta ver pronto estrenarse la película de ambos, "Al otro lado del viento".

Erogramas de 'Al otro lado del viento' by Orson welles y Oja Kodar























Comentarios