CINEMATTE


Después de dos films de encargo como “Habitación en Roma” y “ma ma” Julio Medem escribe y dirige su último largometraje. Marc y Rebeca son una joven pareja que viaja hasta un antiguo caserío vasco que perteneció a su familia. Allí escribirán la historia común de sus raíces familiares, creando así un gran árbol genealógico donde se cobijan relaciones de amor, desamor, sexo, locura, celos e infidelidades, y bajo el que también yace una historia repleta de secretos y tragedias.


El director sigue fiel a su estilo, dando importancia a elementos de la naturaleza como un gran árbol y el mar, que le dio buenos resultados en los años noventa con títulos como “Vacas” y “Tierra” en un ambicioso y desbordante drama familiar que consigue que el espectador esté atento a todo lo que sucede. Medem demuestra dominio en la narración y el aspecto visual es atractivo. Puede parecer que se anda por las ramas con varias subtramas sobre la mafia rusa, por ejemplo, pero luego conocemos la importancia del personaje de Olmo. En algún momento lo poético se acerca al ridículo y se acentúa el estilo “peliculero” o afectado del director. Hay que apuntar que este fresco hace un recorrido por varias zonas de España, con diálogos en euskera y en catalán, algo que encuentro acertado en estos tiempos. Cabe destacar también el montaje ágil de Elena Ruiz que hace que las más de dos horas de metraje no se hagan pesadas y la música compuesta por Lucas Vidal. La película tiene un espectacular elenco de actores: Úrsula Corberó como Rebeca (que en alguna ocasión recuerda a otras actrices que trabajaron con Medem), Álvaro Cervantes como Marc, Najwa Nimri, Patricia López Arnaiz (serie “La otra mirada”), Daniel Grao, Joaquín Furriel, Maria Molins (“El bosque”), Emilio Gutiérrez Caba, Luisa Gavasa, Josep Maria Pou y Ángela Molina. Así pues, podemos decir que este es el trabajo más logrado del cineasta vasco desde hace años y puede gustar a los seguidores de su estilo.

Podríamos considerar El árbol de la sangre como un ‘grandes éxitos’ de Julio Medem. Casi todos los elementos que han poblado su cine y su imaginario desde su mítica ópera prima Vacas, se encuentran presentes en su última obra: las relaciones cruzadas entre los personajes, las paradojas y fugas espaciotemporales, los vínculos con la naturaleza y los animales, las pequeñas historias incluidas en otras más grandes que terminan por encajar y adquirir un sentido final y, por supuesto, su especial capacidad para convertir la realidad en un territorio a medio camino entre la fantasía y la poesía visual. Solo Medem podría copiar a Medem y lo hace asumiendo todas las consecuencias, en un salto sin red que nos lleva al extremo de su universo fabulador.

Título original
El árbol de la sangre
Año
2018
Duración
130 min.
País
España España
Dirección
Julio Médem
Guion
Julio Médem
Música
Lucas Vidal
Fotografía
Kiko de la Rica
Reparto
Úrsula Corberó,  Álvaro Cervantes,  Najwa Nimri,  Patricia López Arnaiz,  Daniel Grao, Joaquín Furriel,  Maria Molins,  Emilio Gutiérrez Caba,  Luisa Gavasa, Josep Maria Pou,  Ángela Molina,  Lucía Delgado,  Susana Garrote, Mariano Venancio,  Luka Peros,  Sergio Castellanos
Productora
Arcadia Motion Pictures
Género
Intriga. Drama
Sinopsis
Marc (Álvaro Cervantes) y Rebeca (Úrsula Corberó) son una joven pareja que viaja hasta un antiguo caserío vasco que perteneció a su familia. Allí escribirán la historia común de sus raíces familiares, creando así un gran árbol genealógico donde se cobijan relaciones de amor, desamor, sexo, locura, celos e infidelidades, y bajo el que también yace una historia repleta de secretos y tragedias.

DESNUDOS DE ÚRSULA CORBERÓ









OTROS DESNUDOS: Delgado, Molins y Arnaiz en El Arbol de la sangre









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib