Para Pier Paolo Pasolini, este film El Decamerón (1971) significó el principio de una nueva etapa de su producción cinematográfica que empezó un lejano 1961 cuando irrumpe con su película Accatone.



PELÍCULA COMPLETA EN SECCIÓN CINE ERÓTICO: AQUÍ


 El cine italiano hacía tiempo había emprendido un nuevo camino y el Neorrealismo, con los aires políticos de los nuevos tiempos de la Democracia Cristiana y la ayuda americana de tipo económico del Plan Marshall, había dado paso a la comedia a la italiana. Surgen en este contexto, cineastas como Pasolini o Bernardo Bertolucci que marcarán nuevos giros en la producción italiana. Hablamos de los años 60, del boom económico, de los flujos migratorios al norte de Italia y la presencia del subproletariado que vive en los barrios-dormitorios de los exteriores de Roma, aglomeraciones suburbanas creadas por el fascismo para controlar a las familias pobres expulsadas del centro. Pasolini llega a esta conocida como “Trilogía de la Vida” formada por los filmes El Decamerón (1971), Los Cuentos de Canterbury (1972) y, finalmente Las Mil y Una Noches (1974), con un deseo de abrir una nueva etapa tanto artística como vital. Una etapa poética, casi lúdica, unas tremendas ganas de hacer cine para divertirse y sin mayores preocupaciones ideológicas. Para ello elige una temática literaria donde poder transmitir libremente en imágenes toda la concepción vital, su ansia manifiesta de explosión de felicidad, el anhelo de recrear un mundo donde el cuerpo y las relaciones humanas formaban un todo armónico opuesto evidentemente al entorno real que vivía y el deseo, como es el cine, de fabricar sueños. “A medida que uno se hace mayor desaparece el futuro, y al desaparecer el futuro desaparecen los problemas y, por tanto, uno está más alegre.”. Con este espíritu encara la penúltima etapa de su corta vida. En principio Pasolini pensó titular el film como Cuentos Napolitanos del Decamerón y hacer el film a episodios. En efecto, siguiendo en parte esa técnica, Pasolini enhebra siete de los episodios de El Decamerón con el hilo sutil del pueblo napolitano, como protagonista típico “EL Decamerón” inicia la “Trilogía de la Vida”, que realizó Pasolini con un deseo de abrir una nueva etapa tanto artística como vital típico del siglo XIV. Y aquí, posiblemente uno de los mejores logros del film. Pasolini elimina cualquier posibilidad de entorno o marco ilustre y elegante que le podía ofrecer el texto del escritor toscano Boccaccio. Pasolini traslada la acción a Nápoles y en dialecto napolitano, dando lugar con el cambio a un ambiente más extrovertido, alegre y explosivo, en lugar del dialecto toscano, no tan vivo, y la sustitución, como antes hemos dicho, de la bien cultivada tierra toscana y sus hermosas colinas por el desorden y el caos de las ciudades napolitanas y sus estrechas calles. La presencia del mismo Pasolini en el papel de un discípulo de Giotto, prefigura las intenciones creativas de quien está realizando un enorme fresco por el que desfilan seres de rostros hermosos y juveniles junto a desdentados y viejos, creando una galería de retratos. El itinerario del film nos conduce en una dirección vital y optimista donde el sexo es representado como vida y manifestación de juventud. Pasolini murió en una playa romana, asesinado, en Ostia, en un descampado hace ahora casi 30 años En aquel lugar deposité unas flores.

VER PELÍCULA COMPLETA EN LA SECCIÓN CINE ERÓTICO +18 DE ABAJO


ADEMÁS PULSA SOBRE OTRO GÉNERO QUE QUIERAS VER PARA IR DIRECTAMENTE



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib